Aquí trabajo...

Aquí trabajo...
En el 2000 solo había cacerolas con comida caliente para cubrir " El hambre más urgente". Hoy logramos ser todo esto. Con responsabilidad, respeto y voluntad se puede!. Doy Fe!

31 de marzo de 2017

La Venezuela de hoy

En un outlet barato ( el mismo adonde encontré a Lilita Carrio ) yo estaba buscando chombas de súper oferta para mis nietos y se me acercó un señor muy mayor y menudito que en un perfecto inglés me pregunto si yo veía alguna chomba bien chiquita como para su talle, apenas encontré una y le dije que fuera a la sección de niños porque el talle 18 seguro le iría bien, yo seguí en lo mío y al rato el señor se acercó y me preguntó si yo hablaba algo de español porque él era venezolano y me quería agradecer porque había encontrado ropa adonde yo le había dicho y que de paso pudo conseguir algo de ropa para sus nietitos, me dijo que había ido a Estados Unidos a comprar comida y que ya había mandado unas cajas que le habían costado mil dólares y que estaba preparando la segunda caja porque en Venezuela no hay comida y que aunque su familia tiene el dinero como para comprar, el problema es que no hay que comprar, los ojitos azules se le llenaron de lágrimas y me dijo que en este último año había rebajado 18 kilos y su esposa también estaba flaquita, lo que lo consuela es que por haber trabajado diez años en Michigan su pasaporte le permite salir y entrar de Venezuela, pero solo él, su esposa no puede salir del país, entonces ya hizo el segundo viaje en busca de víveres para su familia y cuando se despidió me dijo que rogaba poder volver una tercera vez en el año porque tristemente el único proyecto que tiene en la vida es tener comida. Esto no me lo contaron, lo viví yo.

4 comentarios:

Iris Rivadero dijo...

Que horror parece ficción.

Anónimo dijo...

Si, un verdadero horror, pobres hermanos venezolanos!
Mary

Anónimo dijo...

Es cierto, no tienen pañales ni jabón, les dan tres pollos por mes.
Esa gente no aguanta más.
Que tristeza, un país petrolero que era el oasis.
Conozco argentinos que emigraron a Venezuela en la década del setenta.
Luis

claudia dijo...

Dios ampare a los venezolanos. ojala puedan echar lo antes posible a esa caterva de hdp, empezando por maduro. no es justo para un pais vivir asi por sus gobernantes. de la que nos salvamos.