Aquí trabajo...

Aquí trabajo...
En el 2000 solo había cacerolas con comida caliente para cubrir " El hambre más urgente". Hoy logramos ser todo esto. Con responsabilidad, respeto y voluntad se puede!. Doy Fe!

23 de julio de 2015

Una casualidad

Acá todos tenemos que andar con una tarjeta magnética con los datos personales y la foto,  si no la tenemos no se abre ninguna puerta, algunos la llevan colgada del cuello, otros la ponen en el
bolsillo o las mujeres la ponemos en la cartera.
Ayer, en el ascensor iba un señor con la tarjeta colgada en el cuello, cuando vi su nombre no pude menos que decirle  en voz alta a mi marido que los dos tenían el mismo nombre y apellido, los dos se rieron y el señor nos dijo que es brasilero y periodista político en su país, hizo un comentario sobre la situación de los dos países y aseguró que ellos están peor que nosotros y que a Vilma le queda poco tiempo en el gobierno.
La puerta del ascensor se abrió y al alejarse nos hizo una seña con las manos... un dos y dijo alejandose: Dos meses ... ya verán ...