Aquí trabajo...

Aquí trabajo...
En el 2000 solo había cacerolas con comida caliente para cubrir " El hambre más urgente". Hoy logramos ser todo esto. Con responsabilidad, respeto y voluntad se puede!. Doy Fe!

8 de abril de 2015

¿ Y ?

Yo también fui pobre Señora, muy pobre!
¿ Y sabe qué? ¿ Y sabe qué?
Aparte de ser pobre aprendí a ser humilde y aprendí a dar vuelta los cuellos de las camisas, a remendar rodillas, a poner cartón en el agujero de las suelas de los zapatos y a cocinar " con nada" , pero aprendí a ver al prójimo,  porque siempre hubo alguien cerca mío que por ahí necesitaba algo que yo le podia dar, aunque fuese un mate o una oreja que lo escuche.
 Yo también fui pobre, pero ¿ sabe qué? No necesito joyas carísimas, hoteles de lujo, muchas  propiedades ni cuentas en las  islas Seychelles para ser feliz y tener buen humor. Ser humilde me ayudo mucho, claro que eso no se aprende en la Facultad de Abogacía, se lleva adentro y es gratis.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

clap clap clap

Anónimo dijo...

Y encima le dieron medalla de oro a la madre y a la hermana por haber criado a eshaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Mariotto alcahuete

claudia dijo...

impecable el post!!!!!!!!!! clap! clap! clap!